martes, 13 de noviembre de 2007

RESECCIÓN HISTEROSCÓPICA DE LOS MIOMAS SUBMUCOSOS

RESECCIÓN HISTEROSCÓPICA DE LOS MIOMAS SUBMUCOSOS. INFORMACIÓN PARA PACIENTES


Los leiomiomas son los tumores benignos más frecuentes del útero y representan la indicación más común para la realización de una histerectomía. Cerca del 20-25% de las mujeres mayores de 35 años presentan alteraciones miomatosis del útero. El útero miomatoso es una patología típica de las mujeres que se encuentran en la cuarta y la quinta década de la vida pero puede ser causa de alteraciones hemorrágicas y problemas de fertilidad en mujeres más jóvenes.
Según su localización los miomas se clasifican entres grupos:

Miomas submucosos, que se desarrollan directamente por debajo del endometrio y que pueden ser pediculados o planoextenedidos dentro de la cavidad uterina.
Miomas intramurales, que se localizan en el plano muscular del útero.
Miomas subserosos, que se desarrollan directamente por debajo de la serosa uterina y que pueden ser pediculados o planoextendidos.

Sintomatología Clínica y diagnóstico.

Los miomas submucosos pueden provocar alteraciones hemorrágicas y ser poco reconocidos con medidas diagnósticas “a ciegas” como el raspado o el tacto bimanual. Estos miomas pueden provocar los siguientes síntomas clínicos:

Alteraciones hemorrágicas del tipo menorragias y metrorragias, posiblemente acompañadas de anemia.
Dismenorrea o dolores hipogástricos o lumbosacros.
Alteraciones de la fertilidad.
Inducción de un aborto o amenaza de parto prematuro por estímulo de las contracciones uterinas.

Según su localización y tamaño los miomas uterinos pueden ser asintomáticos y diagnosticarse por el examen clínico-ginecológico, por la ecografía o por una histerosalpingografía.
Para establecer el diagnóstico definitivo y determinar el tipo , la localización y la extensión del mioma es obligatorio realizar una histeroscopia.

Resección histeroscópica.

El caso ideal para la extracción histeroscópica transcervical de un mioma es el mioma submucoso pediculado de localización intracavitaria. Con la extensión intramural de un mioma submucoso se deben utilizar técnicas quirúrgicas histeroscópicas especiales; muchas veces puede ser necesario extraer por completo el mioma submucoso en dos o más procedimientos histeroscópicos de corte.

La miorresección histeroscópica electroquirúrgica es un procedimiento muy interesante y cuidadoso, un método terapéutico de primera elección para la extracción de los miomas submucosos de tipo 0 y de tipo I. Mientras se evalúen los límites del método por emplear durante el examen prequirúrgico la extracción completa del mioma dará resultados excelentes en el largo plazo. Antes del procedimiento es preciso evaluar el tamaño, el número, la localización y la extensión intramural de los miomas por histeroscopia y ecografía para valorar la posibilidad de un procedimiento histeroscópico.


video